Búsqueda personalizada

lunes, 6 de junio de 2011

¿Cómo evolucionaron las móneras, protistas, hongos y virus y qué papel cumplen dentro de un ecosistema?

MÓNERA

El reino de los móneras (moneres en griego quiere decir solitario) está formado por organismos procariontes unicelulares (pro, a favor de, káryon, núcleo, ontos, ser), poseen ribosomas y una cadena circular de ADN que hace las veces de cromosoma; carecen de organelos delimitados por membranas (mitocondrias, lisosomas, R. E. y núcleo verdadero). Se dividen asexualmente por fisión binaria en vez de hacerlo por mitosis, pero pueden presentar recombinación genética.

Archaebacteria
 
Las arquebacterias (Archae, antiguo) son tal vez las células vivas más primitivas que se conocen, sus paredes celulares carecen de la sustancia llamada peptidoglucano que sí está presente en todas las eubacterias.

Las arquebacterias fotosintéticas utilizan el pigmento bacteriorrodopsina en lugar de la bacterioclorofila empleada por las eubacterias.


Todas las arquebacterias viven en ambientes tan extremos que no puede sobrevivir ningún otro tipo de organismo, lo que ha llevado a pensar que estas primitivas móneras evolucionaron en una época es que estos ambientes extremos eran comunes de la Tierra primitiva.

Un grupo llamado metanógenas habitan en ciénegas y pantanos donde producen metano a través de quimiosíntesis anaeróbica.

Las halofílicas (afines a la sal) viven en regiones con concentraciones elevadas de sal, como en el Mar Muerto de Israel.

Las termoacidófilas, se desarrollan en manantiales térmicos y respiraderos volcánicos en condiciones de alta temperatura y pH bajo.

Eubacterias
 
Para fines didácticos, se dividirán las eubacterias en dos Phyla: Cyanophyta y Schizophyta.

Phylum Cyanophyta
 
Las cianofitas (kyanos, azul) son las llamadas algas azul-verde, poseen clorofila y un pigmento azul llamado ficocianina, pueden existir solas, en forma de filamento o en colonias pequeñas.

Aunque no tienen cloroplastos, realizan fotosíntesis liberando oxígeno. Es bien sabido que hace unos 2 mil millones de años, las cianofitas realizaron uno de los mayores cambios que ha sufrido nuestro planeta: el incremento de la concentración de oxígeno atmosférico desde un porcentaje inferior al 1% a cerca del 20%, sin esta concentración, ni los animales ni el hombre hubieran evolucionado. Resultan además muy importantes por ser capaces de fijar el nitrógeno libre, elemento necesario para la formación de aminoácidos, y desempeñan un papel importante manteniendo la fertilidad de los campos de arroz inundados.

 
Las cianofitas habitan en ríos, mares, lagos, pantanos, aguas termales y lugares en donde las bajas temperaturas congelan el agua. En los depósitos de agua si se dejan crecer sin control se vuelven tan abundantes que dan un mal sabor al agua.

Entre los géneros más representativos de estas algas están: Gleocapsa, Oscillatoria, Nostoc y Spirulina.

Phylum Schizophyta
 
Incluye a las bacterias o esquizofitas, cuya división celular es por amitosis o división directa (schizein, dividir), son seres cosmopolitas, es decir que habitan en todos los lugares de la biosfera.

Se conocen y clasifican por su forma en 3 grupos:

1. Coccus o cocos, bacterias esféricas.

2. Bacillus o bacilos: cilíndricas o bastoncillos.

3. Spirillum o espiraladas: filamentos en espiral.


Cocos: son esféricas, pueden vivir aisladas o agrupadas en pares o diplococos (Diplococcus pneumoniae, causante de la pulmonía bacteriana), en racimos o estafilococos (Staphylococcus aureus, que vive sobre la piel y puede producir erupciones) y en forma de cadena o estreptococos (Streptococcus thermophilus que se emplea para hacer yogurt).


Bacilos, bacterias en forma de bastón, ejemplos: Salmonella typhi (causante de la tifoidea), Mycobacterium tuberculosis (causante de la tuberculosis).


Espiraladas, pueden ser: a) espirilos, en forma de “coma” (Vibrio comma, bacteria causante del cólera) o b) espiroquetas, bacterias con muchas espirales (Treponema pallidum, bacteria causante de la sífilis)


Las bacterias presentan 4 estructuras celulares características:

1. Cápsula: con función antígena y de adhesión.

2. Pared celular:
mantiene la forma y protege a la bacteria de las variaciones osmóticas del medio.

3. Membrana plasmática: controla la entrada y salida de materiales del citoplasma.

4. Citoplasma: no contiene organelos membranosos, presenta ácidos nucleicos, cromosomas bacterianos y en algunas, pigmentos fotosintéticos.

 
Las bacterias se reproducen y crecen de acuerdo a condiciones favorables, para ello, requieren de agua; al igual que otras células, en un ambiente seco, se deshidratan e inactivan; necesitan además, una fuente de energía, por lo que obtienen su alimento de diferentes formas, siendo algunas saprofitas, es decir, degradan la materia muerta y los desperdicios de plantas y animales, devolviendo minerales y nutrientes al terreno, de lo contrario, los cadáveres y desperdicios se acumularían hasta el agotamiento de las posibilidades de la vida.

Las bacterias heterótrofas parásitas no poseen determinados sistemas enzimáticos por lo que dependen de otros organismos provocando enfermedades y en ocasiones la muerte del huésped.
Existen bacterias autótrofas que sintetizan sustancias a partir de sustancias inorgánicas sencillas, como por ejemplo, las bacterias quimiosintéticas, que emplean moléculas oxirreductoras como fuente de energía, las bacterias fotosintéticas poseen un pigmento llamado bacterioclorofila, de estructura molecular parecido a la clorofila de las plantas verdes.

La mayor parte de las bacterias son aerobias por utilizar oxígeno del agua o del aire para respirar. Cuando pueden vivir en presencia o ausencia de oxígeno libre se llaman anaerobias facultativas, y si solo crecen en ausencia de oxígeno, se denominan como anaerobias estrictas, estas obtienen energía a partir de carbohidratos y al final de su proceso producen alcohol o ácido láctico.

Tétanos, gangrena y botulismo, son algunas enfermedades ocasionadas por bacterias del género Clostridium, bacterias anaerobias estrictas.

Algunos efectos nocivos de las bacterias al hombre son: enfermedades, descomposición de alimentos, deterioro de madera, telas y pieles.

Dentro de los efectos benéficos de las bacterias tenemos: la degradación de las sustancias químicas que plantas y animales necesitan para vivir, si no se reciclaran, no estarían disponibles para usarse. El carbono, azufre, nitrógeno y fósforo son elementos que las bacterias reciclan continuamente. Algunas bacterias viven dentro de organismos y los ayudan (mutualismo), Escherichia coli vive en los intestinos de humanos sintetizando vitaminas; los bovinos se benefician con las bacterias que viven en su aparato digestivo al degradar la celulosa de la hierba.

Varias compañías farmacéuticas emplean bacterias para producir medicamentos; la ingeniería genética emplea bacterias para la producción de insulina.

Las bacterias también limpian áreas en las que hay desperdicios tóxicos. Muchos alimentos como el yogurt, el queso y el vinagre, son productos de la acción bacteriana.


REINO PROTISTA

Este reino incluye a especies unicelulares eucarióticas autótrofas de tipo vegetal (algas protistas) y otros heterótrofos parecidos a células animales (protozoarios protistas), (protos, “primero”).

La clasificación del Reino Protista se basa en la presencia de clorofila (algas) o de su ausencia (protozoarios).

Algas: incluye a los Phyla Euglenophyta, Chrysophyta y Pyrrophyta.

Protozoarios:
incluye a los Phyla Sarcodina, Ciliophora, Sporozoa y Mastigophora.
 
No en todos los casos la clasificación de este Reino se basa en relaciones evolutivas, sino de un modo más práctico, en características funcionales. La taxonomía de este grupo está en constante cambio siendo muy común encontrar diferentes sistemas de clasificación en diferentes textos de Biología.

Los protistas, se originaron hace unos 1600 millones de años, son organismos complejos y se cree que de ellos se derivaron los hongos, las plantas superiores y los animales, sus células son mucho más complejas que las de estos organismos, ya que deben realizar todas las funciones de un organismo independiente.

Las algas presentan clorofila, por lo que son autótrofos, producen mucho del oxígeno del planeta, y son fuente principal de alimentos para muchos organismos.

La mayoría de los protozoarios viven en océanos o en aguas dulces; son heterótrofos que se alimentan de otros organismos o materia orgánica, hay algunos parásitos que causan enfermedades a animales incluyendo al hombre; algunos pueden realizar fotosíntesis en presencia de luz o nutrirse de forma heterótrofa en su ausencia.

Reino Protista
 
Algas: incluye a los Phyla Euglenophyta, Chrysophyta y Pyrrophyta

Protozoarios: incluye a los Phyla Rhizopoda o Sarcodina, Ciliophora, Sporozoa y Mastigophora.

Algas
 
Phylum Euglenophyta

Las euglenofitas, son algas unicelulares coloniales. Viven en aguas dulces estancadas, aunque hay algunas especies marinas. Se han descrito unas 800 especies de euglenofitas, siendo Euglena el prototipo y a quien debe su nombre el grupo.

La mayor parte de ellos son fotosintéticos presentando clorofilas a y b; y una membrana que manifiestan finos dibujos. No almacenan almidón, sino paramilo, un carbohidrato parecido al almidón.



Su reproducción es de tipo asexual, dividiéndose longitudinalmente. Presentan dos flagelos pegados en la base de una ranura en forma de botella llamada reservorio, uno de ellos sobresale y le permite nadar. Por el reservorio, los euglenoides eliminan el exceso de agua gracias a una vacuola contráctil. También cerca del reservorio se localiza una mancha ocular, estructura sensitiva que permite al organismo detectar la luz para realizar la síntesis de su alimento.

Phylum Chrysophyta

Las algas Crisofitas o Diatomeas, llamadas también Algas Doradas (chrysos, oro), constituyen un extenso y complicado grupo (aproximadamente entre 6 y 10 mil especies) cuyos plástidos contienen el pigmento amarillo – dorado llamado ficoxantina. Las crisofitas son frecuentes en hábitat dulce - acuícola de las zonas templadas, como son los lagos y estanques. También hay un grupo ampliamente distribuido en el plancton (conjunto de organismos microscópicos que se encuentran en suspensión en aguas marinas).

Producen zoosporas por las que se reproducen asexualmente, presentan un exoesqueleto, formado por un material orgánico pectínico impregnado de sílice o carbonato de calcio, el cual da a su pared rigidez y apariencia cristalina. Los esqueletos fósiles de las diatomeas se acumulan en cantidades muy grandes y forman una roca sedimentaria llamada diatomita, a la cual se han dado diversos usos industriales (como abrasivos en joyería, aislamiento y filtración).


Phylum Pyrrophyta

El grupo de las pirrofitas o dinoflagelados, se compone de cerca de mil especies planctónicas marinas; son unicelulares eucarióticos, y algunos pueden formar colonias. Poseen clorofila la cual no se distingue debido a que otros pigmentos le dan a la célula un color rojizo, poseen dos flagelos (característica a la que deben su nombre); presentan además una pared celular formada por celulosa dividida en placas cruzadas por dos surcos, uno transversal y otro perpendicular.

Algunos dinoflagelados producen fuertes toxinas que al ser ingeridas por peces o invertebrados marinos, se acumulan en ellos causando su muerte. Esta condición se conoce como “marea roja”.


Protozoarios

Phylum Sarcodina
 
El grupo de los sarcodarios, conocidos también como Rizópodos, incluye a las amibas, tanto cubiertas por caparazones o tecas, como sin ellos. Las amibas se hallan distribuidas por todo el mundo, en hábitat marino o dulce - acuícola, y son especialmente comunes en el suelo. Muchas de ellas son parásitas de animales y pasan de huésped en huésped, o del suelo al hospedero.

Se reproducen por bipartición originando dos células de igual volumen. Todas son microscópicas, aunque algunas alcanzan un tamaño considerable (varios centenares de micras de longitud) aun tratándose de organismos unicelulares.

Aunque las amibas carecen de centríolos, y de flagelos, exhiben varios tipos de movilidad. Se reconocen por la formación de pseudópodos (pies falsos) que son prolongaciones citoplasmáticas que usan para la locomoción y para rodear y absorber partículas alimenticias. 


Algunas especies de sarcodarios de vida libre cuentan con un exoesqueleto o caparazón calcáreo (como los foraminíferos), los cuales son indicadores de yacimientos petroleros. Otras especies como Entamoeba histolytica causa enfermedades del tipo de las disenterías con alto índice de mortalidad en México.

Phylum Ciliophora

Los ciliados son organismos heterótrofos y unicelulares. Una típica célula de estos organismos se halla recubierta de cilios de consistencia fibrilar y resistente.

Casi todos los ciliados tienen dos tipos de núcleos muy distintos, un micronúcleo que realiza la función reproductora y un macronúcleo de mayor tamaño que realiza funciones metabólicas relacionadas con el desarrollo y crecimiento.

Los finos y delicados cilios se hallan modificados y realizan funciones locomotoras. El ejemplo clásico es el Paramecium.


Phylum Sporozoa
 
Los esporozoarios (spor, semilla) son seres heterótrofos, parásitos y productores de esporas. Se reproducen sexualmente con alternancia de generaciones haploide y diploide. Los ciclos vitales pueden ser muy complicados involucrando a varios huéspedes, tanto vertebrados como invertebrados. Las especies más conocidas son del género Plasmodium, parásito que transmiten el paludismo a los seres humanos por medio de la picadura de las hembras del mosquito Anopheles. El control de los mosquitos es uno de los principales recursos de las campañas contra el paludismo, enfermedad que afecta a los humanos, otros primates, roedores e incluso aves y reptiles.


Phylum Mastigophora
 
Son protozoarios, llamados comúnmente flagelados (mastix, flagelo; phoros, llevar), algunos son de vida libre y otros son parásitos como el Trypanosoma gambiense que causa la enfermedad del sueño en el humano, el T. cruzi que ocasiona la enfermedad de Chagas o tripanosomiasis americana; las especies del género Leishmania provocan las llamadas leishmaniasis como la úlcera de los chicleros, frecuente en las regiones selváticas de México, produciendo úlceras cutáneas en las orejas y en la mucosas nasal y bucal; otros del género Giardia, causan ciertos desórdenes intestinales en los seres humanos.


REINO FUNGÍ  O HONGO

Este reino incluye a los hongos (fungus, hongo), seres eucarióticos y heterótrofos absorbedores. Para alimentarse, secretan enzimas digestivas a sus alrededores; posteriormente el hongo absorbe los productos y los asimila.

La mayoría de hongos son saprofitos, es decir, viven de restos muertos y desperdicios de otros organismos desintegrándolos y transformando las sustancias químicas simples en aminoácidos, carbohidratos y ácidos grasos, los cuales son aprovechados por ellos y el resto, ya descompuesto puede ser utilizado por plantas y animales.

La mayoría de los hongos están formados por filamentos individuales o tubos llamados hifas, las cuales contiene citoplasma con varios núcleos, en algunos hongos las hifas están divididas por paredes o tabiques transversales llamadas septos.

 

Al crecer las hifas, se ramifican formando una red compleja llamada micelio o cuerpo del hongo el cual se extiende en todas las direcciones en la fuente de alimento.

 
Al madurar el hongo, parte del micelio se puede convertir en una estructura especializada para la reproducción llamada cuerpo fructífero.

Los aminoácidos y vitaminas que contienen los hongos comestibles, son valiosos para el humano, pero algunos hongos generan venenos como la “muscarina”.

No existe ninguna “receta” para distinguir entre hongos venenosos y comestibles. Algunos hongos son tóxicos para ciertas personas, algunos más llegan a serlo si se comen varios días seguidos. La única seguridad está en diferenciar las especies de hongos que existen.

En ocasiones, los hongos se asocian con un alga azul-verde, un alga protista o un alga verde, en una relación mutualista (ambas especies se benefician), el resultado es lo que se conoce como líquen, organismo colonizador en un ecosistema terrestre que ha sido perturbado. Otro tipo de asociación mutualista entre un hongo y las raíces de una planta es la micorriza, el hongo recibe azúcares de la planta anfitriona y le brinda a ella sustancias que estimulan su crecimiento, además de ayudarla a obtener agua y minerales.

A pesar de que los hongos atacan productos útiles, muchos otros productos son valiosos al ser el resultado de su actividad, como por ejemplo el pan y los quesos Roquefort y Camembert (Penicillium roqueforti y Penicillium camemberti) los hongos hacen que los quesos tengan un sabor especial. La fermentación de azúcar por la levadura (Saccharomyces cerevisiae) forma bióxido de carbono y alcohol etílico. El bióxido de carbono hace que la masa de pan “suba”, y el alcohol etílico se emplea para la fabricación de vinos y cervezas.

Los hongos como el Penicillium notatum, producen sustancias importantes de las que se obtiene el antibiótico penicilina.

Las levaduras producen la droga efedrina que se emplea para tratar el asma y las alergias; las vitaminas del complejo B y ácidos orgánicos como el ácido cítrico.

La mayor parte de los hongos se reproducen sexualmente (intercambio de material genético) y asexualmente por fragmentación de las hifas, o por esporas.

El método de producir esporas y la clase de estructuras reproductoras, son las características empleadas para clasificar a los hongos. En algunos hongos, las estructuras reproductoras son microscópicas, en otros como las setas, se observan a simple vista.
El Reino Fungi incluye a los llamados hongos mucosos como los del Phylum Myxomicota.

Y a los llamados hongos verdaderos como los Phyla Oomycota, Zigomycota, Ascomycota y Basidiomycota.

Phylum Myxomicota

Son llamados Mixomicetos u hongos mucosos o gelatinosos (myxa, moco; mykes, hongo). Como todos los hongos, son organismos heterótrofos que pasan por un estado ameboideo en el que no poseen pared celular, alimentándose por fagocitosis, formando estructuras fructíferas pedunculadas formadoras de esporas, las cuales originan células flageladas para su reproducción.


Phylum Oomycota
 
Los oomicetos incluyen a organismos como los mohos acuáticos, las royas blancas y los mildius; son parásitos o saprófagos, se alimentan extendiendo unas hifas hacia el interior de sus huéspedes y absorbiendo sus nutrientes mediante la liberación de enzimas digestivas.

Su reproducción puede ser asexual por medio de esporas asexuales llamadas zoosporas o sexual por medio de cigotos llamados oosporas.


Phylum Zigomycota
 
Los cigomicetos son hongos terrestres, la mayoría son saprofitos (Rhizophus stolonifer y R. nigricans que crecen en el pan y en las frutas ricas en almidón), existiendo algunos parásitos de plantas (Phytophora infestans causante del tizón tardío de la papa y el tomate, y especies del género Pythium que provoca la pudrición de la raíz de plantas de diversos cultivos agrícolas).

Las hifas de Rhizopus que crecen paralelas al medio de cultivo se llaman estolones, las numerosas hifas pequeñas y ramificadas que salen de los estolones y crecen hacia abajo se llaman rizoides, estos penetran a la fuente de alimento en que crece el hongo y secretan enzimas que lo digieren.


Phylum Ascomycota
 
El nombre de estos hongos obedece a que sus esporas se desarrollan en sacos llamados ascas, generalmente en cada asca hay 8 esporas, las cuales al alcanzar la madurez son transportadas por el viento produciendo un micelio. El tamaño de estos hongos va de 2 mm a10 cm.

Presentan reproducción asexual por esporas o conidios y reproducción sexual por esporas monoploides llamadas ascosporas.
Los ascomicetos constituyen el grupo de hongos más extenso, diverso y económicamente importante.

Las levaduras, algunos hongos de humedad, hongos de copa y trufas, son parte de este phylum, dentro del cual se incluyen algunos hongos responsables de que la comida se dañe y obtenga mal sabor. La mayor parte de los ascomicetos son saprofitos que viven en materia vegetal muerta, algunos son parásitos de plantas y muchos están adaptados a hábitats terrestres.

Ascomicetos unicelulares del género Saccharomyces (sacchar, azúcar; mykés, hongo), se usan para hacer pan y cerveza, estos hongos viven en alimentos ricos en azúcar, como el jugo de las uvas del que se obtiene el vino.

Algunos hongos del género Penicillium se pueden ver con crecimientos azul-verdosos en algunas frutas cítricas como la naranja y a veces en el pan y la tortilla.


Phylum Basidiomycota

Los miembros de este grupo son llamados basidiomicetos e incluye a algunos de los hongos más grandes como las setas, amanitas, y champiñones.

Estos hongos forman un cuerpo fructífero o basidiocarpo, el cual es visible; poseen un pedúnculo o estípite que sostiene al sombrerillo o píleo, cuya coloración es muy variada y en cuya parte inferior se encuentran las laminillas, lugar en donde se producen esporas monoploides llamadas basidiosporas.

Comúnmente se considera como al hongo a la parte que sobresale del suelo, sin embargo, la mayor parte del hongo forma el micelio subterráneo. El micelio absorbe los nutrientes de la materia orgánica que hay en el sustrato, y la parte del hongo que sobresale es el basidiocarpo o estructura reproductora. Todos se distinguen por tener una estructura microscópica reproductiva en forma de maza o basto llamada basidio, de donde deriva el nombre del grupo.

En este grupo de hongos se encuentran especies comestibles del género Agaricus como el champiñón blanco, hongo cultivado a gran escala y que se vende comercialmente. Y especies venenosas del género Amanita, que por contener sustancias químicas tóxicas, causan al ser ingeridos, trastornos respiratorios y circulatorios serios.
Algunas especies de hongos del género Psilocybe, contienen sustancias tóxicas como la Psilocybina que actúa sobre el sistema nervioso, produciendo entre otras cosas alucinaciones; actualmente este grupo de hongos ha sido objeto de un estudio minucioso.

 
REINO VIRUS

Un virus es un agente genético que posee un ácido nucleico que puede ser ADN o ARN, rodeado de una cubierta de proteína llamada cápside que posee unidades estructurales denominadas capsómeros.

Los virus son muy pequeños (del orden de las milimicras) por lo que sólo se pueden ver al microscopio electrónico. Los virus contienen toda la información necesaria para su ciclo reproductor; pero necesitan para conseguirlo a otras células vivas de las que utilizan orgánulos y moléculas. Los virus pueden actuar de dos formas distintas:

· Reproduciéndose en el interior de la célula infectada, utilizando todo el material y la maquinaria de la célula hospedante.

· Uniéndose al material genético de la célula en la que se aloja, produciendo cambios genéticos en ella.Por eso se pueden considerar los virus como agentes infecciosos productores de enfermedades o como agentes genéticos que alteran el material el material hereditario de la célula huésped.
Reproducción de los Virus
 
La única función que poseen los virus y que comparten con el resto de los seres vivos es la de reproducirse o generar copias de sí mismos, necesitando utilizar la materia, la energía y la maquinaria de la célula huésped, por lo que se les denomina parásitos obligados. No poseen metabolismo ni organización celular, por lo que se les sitúa en el límite entre lo vivo y lo inerte.

Los virus una vez infectan a una célula, pueden desarrollar dos tipos de comportamiento, bien como agentes infecciosos produciendo la lisis o muerte de la célula o bien como virus atenuados, que añaden material genético a la célula hospedante y por lo tanto resultan agentes de la variabilidad genética.

Ambos casos han sido estudiados con detalle en los virus que atacan a bacterias, por lo que han sido llamados “bacteriófagos”:


En los dos casos de infección el proceso empieza de esta forma:

1. Fase de fijación (a): Los virus se unen por su base a la cubierta de la pared bacteriana.

2. Fase de contracción (b): La cola se contrae y el ácido nucleico del virus se empieza a inyectar.

3. Fase de penetración (c): El ácido nucleico del virus penetra en el citoplasma de la bacteria, y a partir de este momento puede seguir dos ciclos diferentes: 


1. En el ciclo lisogénico se produce cuando el genoma del virus queda integrado en el genoma de la bacteria, no expresa sus genes y se replica junto al de la bacteria.

2. En el ciclo lítico el ADN bacteriano fabrica las proteínas víricas y copias de ácidos nucleicos víricos. Cuando hay suficiente cantidad de estas moléculas, se produce el ensamblaje de la proteína y el ADN. vírico y se liberan al medio, produciendo la muerte de la célula.

3. El virus queda en forma de profago.

Viroides y Priones.

Se suponía que los virus eran los agentes infecciosos más pequeños que existen, pero recientemente se han descubierto filamentos de ARN sin capa proteica conocidos como viroides y priones.

1. Viroides
 
Son moléculas de ARN circular que carecen de cualquier protección, capaces de producir enfermedades en algunas plantas.

2. Priones.

Son agentes patógenos formados por una proteína (proteína del prión o ppr) Producen entre otras, la enfermedad de las "vacas locas" o encefalopatía bovina espongiforme (enfermedad neurodegenerativa grave). Esta proteína se acumula en el cerebro de animales enfermos, dando lugar a la estructura esponjosa de la corteza cerebral que da nombre a la enfermedad.

2 comentarios:

  1. Respuestas
    1. con gusto para servicio de tod@s y en verdad me alegra que sea de tu utilidad esta información.

      Eliminar